Loading...
Cultura Lea también

“El miedo también es una etapa real en nuestro país"

Renacho Melgar iba a presentar su obra “Hoy no se hacen milagros” en la Tercera Muestra de Dibujo Contemporáneo 2021, organizada por el Ministerio de Cultura. Sin argumento de peso, su lienzo fue prácticamente censurado. Lo que no contaban, es que las redes sociales servirían al artista como palestra.

Enlace copiado
“El miedo también es una etapa real en nuestro país

“El miedo también es una etapa real en nuestro país"

Enlace copiado

Óscar René Melgar, mejor conocido como Renacho Melgar, siendo un sobreviviente de cáncer, tiene una sensibilidad mayor para plasmar sus ideas donde le plazca, desde un trozo de papel o paredes hasta carretones de sorbete. Solo le bastan sus lápices y pinceles.

Renacho, un artista visual con una trayectoria respetada, sigue manteniendo los pies sobre la tierra y sus ideales bien cimentados. Sabe que su arte es crítico e incómodo y, últimamente, no a todos les ha caído en gracia. Al menos eso ha pasado desde hace unos días, pues su última creación ha sido de las más controvertidas en su carrera.

Es precisamente esta situación, lo que nos llevó a buscarlo para ahondar más y lo que él consideraba estaba pasando. Renacho estaba claro, desde la concepción de su obra, que ésta sería como subirse a una "coaster" o como entrar a un populoso mesón del centro de San Salvador. En palabras de Renacho, su intención siempre fue "plasmar el hacinamiento social en el que vivimos. Esa presión de la que querés huir" y todo indica que lo ha conseguido, una vez más.

Por cierto, aseguró a LA PRENSA GRÁFICA que su obra sí será expuesta. El lugar aún está por descubrirse.

“La gente está haciéndose la del ‘ojo pacho’ y yo ya estoy cansado de eso. Sé que yo no voy a cambiar muchas cosas, pero al menos voy a golpear una pieza de dominó y espero la gente lo escuche y se una a mi voz, en este caso gráfica. ” 

¿Por qué crees que incomodó tanto este mural al Gobierno, ha sido prácticamente censurado...?

Yo no sé si realmente incomodó a las autoridades del Ministerio de Cultura. Es muy probable, que la persona que lo censuró, si pudiéramos llamar a esto censura, no sabía lo que estaba haciendo, muy probablemente estaba protegiendo su salario y no quería que... me imagino, quiero creer, que no quería que la acusaran a ella de la posible lectura que generara mi pieza.

Así que ahora sí creo que ya la vieron pues, pero en ese momento, para mí, la persona que lo haya rechazado, para mí que simplemente actuó como vigilante de centro comercial, de alguna ciudad populosa de San Salvador, de así tipo "ey, no podés entrar con esas yinas", fue mucho más a criterio propio que al hecho de argumentar estética, política o socialmente el contenido de la pieza, porque realmente le pregunté al encargado ¿mire me gustaría que me diga por qué está mal mi pieza? Lo que me argumentaron es que "hay una parte en la que estás haciendo una crítica al Estado", pero eso no trascendió porque yo seguí insistiendo "mire por favor, dígame en qué parte estoy hablando del Gobierno, qué es la parte que les molesta" y además insistí en quién fue, quién tomó la decisión arbitraria de no dejar participar mi pieza. Al final, no me quisieron decir...

¿Esta pieza iba a participar en algún certamen o en algún concurso?

Mirá, todos los años, desde hace mucho tiempo, se realiza en El Salvador algo que se llama "El salón del Dibujo Contemporáneo" y se denomina "Tránsito y permanencia", digamos que se hace una especie de homenaje a algún artista gráfico o dibujante del país. Entonces se hace todos los años, a manera "dedocrática", los organizadores invitan a alguien, hacen su selección, paradójicamente este año participé. Bueno, digamos que me invitaron...

Pese a todo esto, hay gente en las redes que te ha respaldado y dado su apoyo...

Mirá, más allá del apoyo, lo agradezco, me parece genial porque no me lo esperaba de esa forma, también es divertido, porque la pieza se ha vuelto una bandera de desencanto político, porque mucha de las personas que lo compartieron estuvieron en el Gobierno en las épocas pasadas, tenemos diferencias políticas, no hay ninguna afinidad en criterios filosóficos, económicos o sociales, pero vieron en la pieza eso de censura, una bandera para criticar al Gobierno... Es paradójico porque si bien es cierto hay un 60, 70% de gente que me escribió, que me pidió permiso para publicarlo, compartirlo en Twitter, porque yo no tengo Twitter, hay otra cantidad de gente que solo vio un momento para hacer tropezar al Estado.

La pieza es realmente caótica, opresiva... es un caos total, es realmente la situación que estamos viviendo ahora. Las diferentes escenas que has plasmado, hacen un todo de todo el caos en el que vivimos actualmente...

Si bien es cierto que esta pieza la dibujé para el Salón, yo venía trabajando esa idea desde el año pasado. Yo venía trabajando mucho la idea de este retrato de la violencia, porque para mí el cuadro es una puesta en escena desde la óptica de las víctimas, porque al final toda la escena que se vuelve tan violenta ya la reconocemos. Incluso, una de las cosas que me llama la atención de toda la lectura que hay de la pieza, es que la gente no se sorprende por la cantidad de muertos, no se sorprende por los reclamos de los feminicidios, no se sorprende por la migración, sino que se sorprende por la imagen religiosa, maquillada de payaso. Al final creo que es lo que más le sorprende a la gente, me permite hacer una lectura de lo doble moral que somos en el país, aún. Eso no tiene que ser desde la óptica política, sino desde una óptica cultural porque no nos afecta sino que nos afecta como "uy no, está jugando con la imagen de Dios, está jugando con la imagen política de la fe..."

Pero también, hay gente que ha sentido empatía con tu pieza... de lo que muchos sentimos por la situación del país... De hecho, hay una frase muy fuerte dentro que es precisamente la de los feminicidios, un tema un tanto ignorado en el país. Es una frase bastante recurrente y dolorosa en la actualidad y que tú no la ignoraste...

Para mí lo que permite... una de las intenciones primarias que tenía cuando estaba trabajando esta pieza es que quería que cualquier persona que se pusiera frente a ella, ahora paréntesis, ahora cualquier persona que la vea en la web, porque ya no se cumplió el cometido de que estuviera en una Sala y que entrara desde un niño vendedor de dulces o una señora que vende tortillas, hasta un multimillonario o hasta un político, cuando se parara frente a la pieza quería que fuera un detonador de preguntas, que fuera como un catalizador, que cualquiera reconociera todo lo que está pasando, que todos reconocieran lo que hay ahí de ese como un huracán de violencia gráfica. Todo lo que está plasmado ahí está en constante movimiento, nada está parado, que esté fijo.

“Yo venía trabajando mucho la idea de este retrato de la violencia, porque para mí el cuadro es una puesta en escena desde la óptica de las víctimas, porque al final toda la escena que se vuelve tan violenta ya la reconocemos. ”

Hasta los pequeños juguetes de los soldaditos que van ahí también están en movimiento, porque al final el cuadro tiene movimiento, para obligar al espectador a caminar el cuadro, que recorriera el cuadro, ya sea de izquierda o de derecha que lo hiciera, siempre tuviera ese mismo sinsabor, siempre se diera cuenta que estamos hablando de la violencia, pero desde la óptica de las víctimas de siempre... y hablo desde esa recurrencia que somos violentados económicamente, violentados sicológicamente... hasta te diría ahora que viéndolo 15 días después que lo terminé, siento que me quedé corto, porque me faltó la violencia ambiental, porque me faltaron otros factores que me permitirían hacer un retrato social real del país. Más que enfrascarlo solo en la crítica al Gobierno, es algo me molesta porque la gente solo se queda en eso. Sí, estoy criticando parte de lo que está sucediendo, pero también estoy haciendo una crítica a nosotros como salvadoreños, a nuestra realidad o a lo que nosotros comprendemos como nuestra verdad...

Pareciera que en parte del ADN de tu arte siempre está la palabra impunidad. ¿Es así? ¿Ese es tu objetivo? A parte de criticar o darle voz a los que no podemos expresarnos de esa manera...

Mirá, el arte contemporáneo, el arte moderno o el arte desde siempre ha hecho generar pensamiento. Y, como todos sabemos, es una herramienta de comunicación y también se vuelve un retrato de la sociedad... A mí me parece, que dentro de la modernidad, ahora que paradójicamente hay muchos artistas trabajando para el Estado, desde poetas, bailarinas, pintores, teatreros... No tenés la idea de la gran cantidad de artistas que trabajan para el Estado, y en vez de estar creando políticas que nos beneficien a los artistas o políticas que generen espacios para comunicar el pensamiento de los artistas, solamente están preocupados por una ley de salario; me parece penoso que nadie esté denunciando que el Gobierno le haya pagado a una empresa de danza de primer mundo, europea, para que nos representara a los salvadoreños en Dubái ¿qué nos pasa? ¿por qué no estamos diciendo nada?... si aquí hay un montón de gente que se dedica de lleno al trabajo teatral, al trabajo de danza. Entonces, si hay una necesidad que alguien venga a hablar de nosotros, que alguien más cuente nuestra historia, entonces nosotros, como artistas, no estamos haciendo algo bien.

Por eso, para mí, es importante la comunicación, que el arte genere pensamiento y que deje de ser algo más que algo que decore las casas de la gente que tiene pisto. Por eso, para mí, es importante que la voz de los sin voz y ahí sí retomo las palabras de (San Óscar) Romero, para mí sí es importante la voz de los sin voz y el arte salvadoreño tiene que ser la voz de todos los que somos víctimas de todos los patrones que están sucediendo en la región mesoamericana, el narco, trata de blancas, la violencia medioambiental... La gente está haciéndose la del "ojo pacho" y yo ya estoy cansado de eso. Sé que yo no voy a cambiar muchas cosas, pero al menos voy a golpear una pieza de dominó y espero la gente lo escuche y se una a mi voz, en este caso gráfica.

La imagen religiosa
Melgar asegura que la imagen forma parte de la serie Espantos y Milagros fue elaborada bajo la técnica grafito sobre papel con una medida de 75x50 cms. El nombre de nuestro país, El Salvador también le permitió hablar de “El Salvador Dios”, le permitió crear a un “Salvador maquillado”, eternamente laborioso, eternamente romantizado, totalmente sonriente. “Pero, debajo de ese maquillaje, tenemos arrugas de la guerra, eso de conquistados, conquistadores, guerrilleros, militares, viejas ideas, ideas nuevas, es una guerra cotidiana”, destacó y recalcó que: “La gente se queda con el símil de Cepillín... yo estoy buscando hablar de El Salvador, al final se vuelve semiótica, se quedan con la realidad que conoce”.

¿Crees que el gremio artístico entonces está dividido? Hay muchos que prefieren no opinar, ¿crees que será por temor o por conveniencia?

Mirá, como ya te dije, hay una gran cantidad de artistas que trabajan para el Estado me imagino que simple y sencillamente tienen miedo a perder su trabajo en esta época de pandemia o de penumbra económica, solamente están abrazando la balsa de su trabajo. Pero, el miedo también una etapa real en nuestro país, ahora cualquiera es víctima que cualquiera te ataque, somos víctima de los troles. Ahora cualquiera puede erosionar tu imagen pública, puede destruirte con falsas cosas. Es bien sensible la estrategia que usa el poder para degenerar a la gente que habla, que comunica... todo lo que está sucediendo en las redes sociales, por ese lado, entiendo, pero por otro lado pienso que si seguimos siendo cómplices silenciosos de todo lo que está sucediendo, los afectados vamos a ser nosotros y las próximas generaciones.

Como artista salvadoreño, entonces, ¿cuál crees que es ahora tu función?, porque el arte también incomoda y el tuyo lo hace desde hace mucho tiempo, uno de los más recientes fue el que hiciste sobre los Jesuitas...

Mirá, mi función es seguir creyendo que podemos hacer un mundo diferente a través del arte. Mi función seguir yendo a comunidades donde no va nadie y dar talleres, para llevarle una herramienta diferente a los niños que están creciendo ahí. Lo he hecho con la única ayuda, mi esposa... Creo que es una responsabilidad hacerlo, yo no estoy esperando un reconocimiento o que el Estado venga a ayudarnos o alguien más nos dé porque eso solo nos vuelve parásitos, nos da una actitud bien pasiva, que estamos dependientes de algo. Las únicas herramientas reales de cambio somos nosotros y nosotras, al final no hay nadie más. Después de esto que me ha sucedido, lo que me queda es seguir creyendo en mi trabajo, seguir fiel a mis ideales, porque hay un montón de gente que por un par de plata, porque no nos están regalando dinero, (...) parece chistoso pero es como que te estuvieran dando una galletita, como si fuéramos perritos dando la mano para darnos una galletita.

Me niego a vivir en un país en el que el villano soy yo por hacer un retrato de El Salvador, tan cual tan duro, tan pesado y la gente que nos está robando, que nos está mintiendo, está traficando, está engañando y matando, simple y sencillamente se cambia la camisa del color de los políticos de turno. Me niego(...) y porque me niego mi pincel y mi lápiz siempre serán una herramienta de comunicación, siempre será una herramienta autocrítica que hable de nosotros y que cada uno agarre el pedazo que le da mi lápiz.


¿Quién es?

Nombre: Óscar René Melgar, mejor conocido como Renacho Melgar

Trayectoria: muralista, pintor y dibujante, con más de dos décadas de trayectoria. Estudiante de Artes Plásticas en el Centro Nacional de Artes de El Salvador (Cenar); y de la Escuela de Artes de la Universidad de El Salvador, UES .
 

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines