Loading...

Tributo en EUA por víctimas de desaparición forzada durante guerra civil en El Salvador

La resolución es un tributo a los más de 1.7 millones de salvadoreños que viven en Estados Unidos. Solo el área de la Bahía de San Francisco alberga a más de 80,000 compatriotas y 17,000 más en la ciudad de San Francisco, según las estimaciones del último censo estadounidense, que data de 2019, lo que la convierte en una de las comunidades más grandes de salvadoreños  de cualquier área metropolitana de esa nación.

Enlace copiado
Tributo en EUA por víctimas de desaparición forzada durante guerra civil en El Salvador

Tributo en EUA por víctimas de desaparición forzada durante guerra civil en El Salvador

Enlace copiado

La Junta de Supervisores del Condado y Ciudad de San Francisco, en Estados Unidos, aprobó el pasado 21 de septiembre que el 30 de agosto sea el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas en El Salvador, sumándose  a los ayuntamientos de Los Ángeles y Berkeley.

La resolución es un tributo a los más de 1.7 millones de salvadoreños que viven en Estados Unidos. Solo el área de la Bahía de San Francisco alberga a más de 80,000 compatriotas y 17,000 más en la ciudad de San Francisco, según las estimaciones del último censo estadounidense, que data de 2019, lo que la convierte en una de las comunidades más grandes de salvadoreños  de cualquier área metropolitana de esa nación.

“Al celebrar el Mes de la Historia Latina, también debemos recordar y honrar los esfuerzos continuos de  las familias y comunidades que luchan por su derecho a saber qué les sucedió a los seres queridos que  desaparecieron durante la guerra civil”, declaró la supervisora Myrna Melgar, quien presentó la resolución con apoyo de la supervisora Hillary Ronen y del presidente de la Junta de Supervisores, Shaman  Walton.

“Esta resolución es significativa para la comunidad internacional y las familias de las víctimas de desapariciones forzadas en todo el mundo, cuyo sufrimiento a menudo pasa desapercibido”, agregó Melgar.

Se estima que 10,000 personas adultas y menores de edad fueron víctimas de la desaparición forzada  durante la guerra civil salvadoreña, entre 1980-1992; y hasta hoy, 30 años después de los hechos, sus seres queridos no saben dónde están enterrados ni tampoco han recibido rendición de cuentas por parte del Gobierno de El Salvador.

“Mi padre fue desaparecido por el ejército de El Salvador y  simplemente pregunto dónde están sus restos, dónde están los restos de nuestros padres. No  descansaremos hasta que podamos enterrarlos y se acabe la impunidad en El Salvador”, expresó Alexandra Aquino-Fike,  presidenta de la Fundación Aquino, que trabaja desde 2013 con las familias víctimas que viven en Estados Unidos, a través de su campaña “Los Huesos de Nuestros Padres” para encontrar los  restos de los desaparecidos en El Salvador.

“Perdí a mi prima por desaparición forzada por parte de los militares salvadoreños, experimenté la  agonía en mi familia y hasta el día de hoy el gobierno no ha tomado responsabilidad por esa  injusticia. También se llevaron a mis amigos cercanos y nunca supimos de su paradero. Como terapeuta que trabaja con las víctimas de desapariciones forzadas y sus familias y comunidades, soy testigo de  cómo el no saber el paradero de sus seres queridos deja a las familias experimentando un trastorno de  estrés postraumático perenne, privando a sus familias del derecho a conocer la verdad”, declaró Félix Salvador Kury, residente de San Francisco, profesor emérito de la  Universidad Estatal de San Francisco y fundador de la Clínica Martín Baró en San Francisco.

“La impunidad  en la que opera hoy el ejército salvadoreño agrava el trauma. Mi familia, todas las familias y  comunidades afectadas por las desapariciones forzadas merecen el derecho a conocer la verdad para  encontrar sanación”, añadió.

La Fundación Aquino también busca educar al  público en general sobre las causas fundamentales de la diáspora que los llevó a pedir refugio en el país norteamericano, así como también construir una comunidad más fuerte y comprometida con la justicia social.
 

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines