¿Por qué obligar a salvadoreños a invertir en bitcoines es violatorio a derechos humanos y una burbuja que puede estallar, según ICEFI?

El director de ICEFI plantea que obligar la utilización del bitcóin en El Salvador sería un "gravísimo error" y atenta contra el derecho humano a "decidir qué hacer con nuestros recursos", pues "el común de los mortales" desearía invertir en algo concreto como una casa, un carro o un negocio y "no en algo que se evapore de un día para otro". Advierte que el 95 % de bitcoines pertenece al 2.4 % de dueños y pueden manipular la subida o caída de la moneda.

Enlace copiado
EFE/ Miguel Lemus

EFE/ Miguel Lemus

Enlace copiado

El director ejecutivo del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI) Jonathan Menkos planteó este martes un análisis sobre el impacto y riesgos tras la aprobación del bitcóin como moneda de curso legal en El Salvador, en una entrevista en el programa Focos TV.

Menkos considera que, con la Ley Bitcóin, hay tres posibles escenarios pero no se sabe aún qué es lo que realmente quiere hacer el Gobierno con esta criptomoneda. El Ejecutivo tiene pendiente emitir un reglamento en un plazo de 90 días dados para la entrada en vigencia tras la publicación en el Diario Oficial.

Uno de los escenarios que evalúa el experto es que "casi nadie pague con bitcóin" al Estado y este "no tenga la necesidad de deshacerse de ellos". 

La "necesidad de deshacerse de ellos" vendría porque el Estado es el que corre mayor riesgo de pérdida si posee bitcoines al momento en que la moneda pierda valor, pues las pérdidas se contarían por millones. Puso como ejemplo si el Gobierno hubiera tenido mil bitcoines y los hubiera cambiado por dólares el 8 de mayo, habría recibido a cambio unos $57 millones; pero si los hubiera conservado y cambiado a dólares después, cuando cayó el precio, recibiría por los mismos mil bitcoines solamente $34 millones. Tomando en cuenta esto, el fideicomiso de $150 millones que el Estado pondrá para garantizar una pérdida sería insuficiente, dice.

Otra posibilidad es que "la mayor parte de la población pague sus obligaciones con bitcóin pero con conversión inmediata" y que las personas puedan usar indistintamente el bitcóin y el dólar. El tercer escenario es que "la mayor parte de la población pague sus obligaciones con bitcóin y el Estado también lo use para pagar a los proveedores, las pensiones y los salarios".

"Si ese fuera el escenario es muy complejo, porque así como se puede ganar se puede perder", advierte. 

Menkos hace distintas valoraciones sobre lo que podría ocurrir, una de ellas es que, tomando en cuenta que en El Salvador "muchas de las transacciones se hacen en efectivo, sobre todo en pequeños negocios, estos sectores no van a ser tan influenciados por el bitcóin a no ser que la ley sea muy fuerte". Por otra parte, plantea que la "fuga de capitales" es "una de las preocupaciones" pues "no hay nada de certeza sobre lo que vaya a pasar":

"No conozco ningún premio Nobel que esté a favor de las criptomonedas", recordó, y dijo que se "está generando una burbuja" mientras hay muchas personas que están tratando de invertir en el bitcóin a la espera de que este suba de precio.

Sin embargo, explica que el 95 % de los bitcoines pertenecen al 2.4 % de dueños. "Eso quiere decir que ese 2.4 % pueden hacer que suba o caiga la moneda... son tomadores de las decisiones de los demás, y por eso mismo se cree que es una burbuja", insistió. Recordó que, como en la crisis financiera de 2008, "habrá ganadores y perdedores" cuando la burbuja estalle.

En ese sentido, Menkos manifestó que "se está jugando con fuego y con las posibilidades de bienestar y desarrollo del país" al imponerla en El Salvador, nación que ya carecía de una política monetaria por la dolarización y "ahora le agregamos una incertidumbre y riesgo más a la economía, en los ingresos de las personas".

"El común de los mortales que desearíamos invertir, queremos invertir en algo concreto, un carro, una casa, un negocio, no en algo que se evapore de un día para otro", manifestó, y agregó que "exponer a las personas, a los salvadoreños, al bitcóin de manera obligatoria es violatorio al derecho humano al bienestar y por supuesto a decidir qué hacemos con nuestros recursos".

"Invertir en una criptomoneda no es lo mismo que invertir en economía real, comprar una casa, pagar o tener un ahorro. Nunca vamos a poder superar, hasta este momento, lo concreto sobre lo virtual... son ansias para unos y pérdidas para otros", reiteró.

Sumado a estos riesgos que trae la moneda consigo, Menkos dijo que en El Salvador, donde hay "extorsiones que se hacen a nivel micro" el "Gobierno no va a tener tiempo de trazar las extorsiones con bitcoines". A manera de ejemplo, el FBI aún se encuentra investigando y rastreando el rescate con bitcoines que tuvo que pagarse para el funcionamiento de un oleoducto que fue hackeado recientemente.

"Nadie quiere estar en un país donde se fuerzan estos elementos que afectan la producción y economía", dijo.

Otra de las consecuencias podría ser una "ingobernabilidad económica" en la que "alguien va a preferir cerrar su negocio" si va a "ser forzado a volver el negocio algo tan líquido" pues no tendría "ningún sentido hacer negocios en El Salvador".

"Sería un gravísimo error forzar de manera necia la utilización" del bitcóin, enfatizó el experto. Resaltó que "las monedas deben ser de mutua aceptación" y "ninguna moneda de manera forzada va a conseguir lo que el dólar".
 

Tags:

  • Bitcoines
  • Bitcóin
  • ICEFI
  • Jonathan Menkos
  • Criptomoneda

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines