Loading...

2021 fue el año con más solicitudes para entrar al Ejército

Ocho de cada diez solicitudes para entrar a la Fuerza Armada entre 2017 y 2021 fueron de jóvenes entre 18 y 25 años de edad. El tiempo de preparación se redujo a tres meses.

Enlace copiado
Juramentados. En julio de 2021 el presidente Bukele juramentó a 1,046 militares para incorporarse al Plan Control Territorial y enero de 2022 pretenden incorporar a 1,400 más.

Juramentados. En julio de 2021 el presidente Bukele juramentó a 1,046 militares para incorporarse al Plan Control Territorial y enero de 2022 pretenden incorporar a 1,400 más.

Enlace copiado

Un total de 10,456 salvadoreños presentaron una solicitud para entrar a la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) entre enero y diciembre de 2021, según datos de la misma institución castrense. De ellos 4,935 fueron admitidos para someterse al proceso de reclutamiento, lo cual reafirma el plan del actual gobierno de aumentar los efectivos militares en los próximos años.

Con estas cifras, el 2021 se convirtió en el año en el que más solicitudes recibió la FAES en todas sus oficinas de reclutamiento a escala nacional durante los últimos cinco años (desde 2017), superando al año 2019, que tenía la mayor marca con 7,260 peticiones, pero cuando solo fueron admitidos 2,409 reclutas.

El lunes 19 de julio de 2021, durante el lanzamiento de la fase cuatro del Plan Control Territorial (PCT), el presidente Nayib Bukele anunció que en los próximos cinco años iba a duplicar la cantidad de efectivos en la FAES y le pidió al ministro de Defensa, el contraalmirante René Francis Merino Monroy, que pase de 20,000 a 40,000 soldados, con la intención de "reforzar la seguridad pública".

Meses después, en octubre de 2021, cuando se conoció el proyecto de Presupuesto General de la Nación para el año 2022, este contenía un aumento del 16 % para la FAES, pues pasará de un monto de $220 millones a $256.7 millones. Un presupuesto que supera por mucho al que recibirá, por ejemplo, la Universidad de El Salvador (UES, con $123 millones).

Por ello LA PRENSA GRÁFICA solicitó, a través de la oficina de acceso a la información pública del Ministerio de Defensa el número de solicitudes de ingreso que había recibido la institución durante los últimos cinco años, y a partir de su respuesta se logró determinar que en efecto los planes de aumentar el personal militar van en marcha.

Tras conocer las estadísticas oficiales, este medio intentó en distintas ocasiones, los días 29 y 30 de diciembre de 2021 y el 11 de enero de 2022, obtener la versión del ministro Merino Monroy sobre el aumento de solicitudes y de admisiones en la FAES, pero no hubo respuesta del funcionario ni de sus asistentes de comunicaciones.

SOLDADOS EN ÉPOCA DE PAZ

A pesar de los argumentos del Gobierno sobre el aumento de los militares, expertos en seguridad y derechos humanos expresaron su opinión sobre dicha decisión y las repercusiones que pudieran tener.

Jeannette Aguilar, investigadora en temas de seguridad pública, aseguró que es alarmante que hoy en día se ocupen solo tres meses para preparar a un soldado y calificó la preparación de los reclutas como un "curso exprés" que deja muchas dudas y preocupaciones sobre la verdadera preparación de estos jóvenes.

"No hablamos solo en términos de preparación táctica sino la capacidad de contención frente a riesgos o amenazas de los territorios, el uso desproporcionado de la fuerza, el uso de la fuerza letal y otros procedimientos penales y en los que sí son formados los policías para poder intervenir con base al debido proceso", aseguró.

Para la experta es "inaudito" que en tres meses se prepare a un elemento militar para lidiar con las complejidades de seguridad. Sumado a eso, destaca que en tres meses "se está exponiendo a la población a graves abusos y excesos, y como resultado de su poco conocimiento se están exponiendo a ellos mismos en los territorios de alta peligrosidad".

El coordinador del Instituto de Derecho Humanos de la UCA (IDHUCA), Arnau Baulenas, señaló también que la FAES no está preparada para defender la seguridad pública ni tiene trato con enfoque de derechos humanos y que esto, además, es contrario a lo que dicta la Constitución de la República.

"No es simplemente poner a un militar en la calle. Los militares están preparados para poder defender la seguridad nacional, en ese sentido, la seguridad pública requiere técnicas de especialización, trato con la gente con enfoque de derechos humanos, que es algo que los militares no tienen. Por eso se ha visto cómo han aumentado los abusos cuando han sido los militares los que han estado patrullando", denunció.

Una fuente militar que pidió no ser identificada por temor a represalias dijo que el incremento no es normal y que sí puede catalogarsarse como "exagerado" el aumento de soldados que quiere reclutar el actual gobierno, en lugar de apostarle a más policías: "Con esas acciones o incremento de soldados el Presidente manda el mensaje de que él tiene el poder. Por eso el ministro (Merino Monroy) se siente apoyado en todo lo que ha hecho y hace, aunque sea ilegal".

Entrenamiento. Los jóvenes que aspiran a ser soldados son entrenados para defender la soberanía nacional, ya que reciben entrenamiento de ataque y defensa.

Sobre la preparación de los militares, el veterano de guerra dijo que no ve mal que sean 15 semanas porque es tiempo suficiente para lo que les enseñan, que consiste en cómo marchar, cómo saludar militarmente, ejercicios básicos, leyes y reglamentos militares, trato a los superiores, cómo armar y desarmar un fusil, enseñan el servicio de cuartelero, de guardia y de ronda, cómo hacer ataque y defensa, entre otras cosas básicas.

Cuando se le consultó si tienen preparación en derechos humanos, dijo que a veces reciben charlas. "En algunos cuarteles llega personal de la PDDH a impartir charlas y los oficiales se las dan a los soldados. Pero el soldado es una persona menos intelectual. En su mayoría se prepara para un conflicto, no para hacer labores de policía", aseguró.

Dijo que las pandillas le temen más a los militares que a los policías, y que tienen la imagen que estos últimos son más fáciles de corromper. Por ello la necesidad de incorporar militares en patrullajes.

Otra fuente experta en el tema, un maestro de la Escuela Militar Capitán General Gerardo Barrios, manifestó que no es nueva la reducción del tiempo de entrenamiento para reclutamiento, ya que viene desde el Gobierno del expresidente Mauricio Funes, cuando eran 24 semanas de entrenamiento y se redujeron a 15. El académico asegura que el tiempo se redujo para incrementar en gran proporción a lo soldados. Pero resaltó que durante el conflicto armado la preparación era hasta de seis meses.

Sobre el presupuesto de la FAES, que en 2022 ascendió a $256,6 millones, Jeannette Aguilar señaló que es "inaudito" el incremento que de casi $9 millones respecto a 2021, ya que son recursos que se le quitan a la PNC.

"Esos presupuestos tradicionalmente han salido de la Policía y se reasignan a la FAES. Ha incrementado mucho los montos al Ejército y en los último 10 años ha aumentado casi 10 veces", aseguró.

Presupuesto

El ministro de la Defensa Nacional, René Merino Monroy, dijo que el aumento del presupuesto para este 2022 será para aumentar los efectivos de la Fuerza Armada. Sin embargo, en el presupuesto del Ministerio no se especifica cómo serán distribuidos los recursos.

 

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines