Loading...

Acceso a justicia y no discriminación, las demandas de la población LGBTIQ+

Señalaron durante un foro la importancia de promover el respeto de los derechos humanos de toda la población, sin distinción, y destacaron la importancia de los espacios de reflexión.

Enlace copiado
Reflexión.  El 15 de junio, LA PRENSA GRÁFICA realizó un foro donde se discutió el estado de los derechos de las personas LGBTIQ+.

Reflexión. El 15 de junio, LA PRENSA GRÁFICA realizó un foro donde se discutió el estado de los derechos de las personas LGBTIQ+.

Enlace copiado

El acceso a la justicia y la no discriminación en el sistema de salud, educativo y laboral siguen siendo las principales demandas de las personas LGBTIQ+ en El Salvador, señalaron diversos representantes de esta población y organizaciones defensoras de los derechos humanos.

"Primero estamos pidiendo justicia, no discriminación. ¿De qué me sirve el matrimonio igualitario si no tengo acceso a la justicia, a la salud?", cuestionó Francisco Erazo, médico y especialista en violencia de género, uno de los cuatro panelistas del foro denominado "Derechos humanos en el mes de la visibilidad LGBTIQ+", realizado por LA PRENSA GRÁFICA el 15 de junio pasado.

En este espacio de reflexión, los panelistas coincidieron en que esta población se sigue enfrentando a la vulneración de sus derechos y está invisibilizada en el país. Muestra de ello es la falta de estadísticas gubernamentales sobre esta población y los datos que se conocen son producidos por las mismas organizaciones de la sociedad civil.

Erazo indicó que la población LGBTIQ+ no se concentra en exigir garantías como el matrimonio igualitario, a pesar que el Estado salvadoreño no reconoce ningún tipo de unión de parejas formadas por personas del mismo sexo, porque hay temas que consideran incluso más urgentes. "En servicios de salud se tiende a estigmatizar, nos preguntan si ya nos hicimos la prueba de VIH. Nos estigmatizan desde que nos ven", afirmó.

La discriminación también se vive en forma de tortura para la niñez y adolescencia, agregó Erazo, a través de las terapias de conversión.

Para Omar Luna, otro de los panelistas del foro, lo esencial es el respeto a las diferencias. "Todos somos iguales ante la ley, según la Constitución, pero pregunto: ¿será que de verdad lo vivimos?", cuestionó el analista de datos e investigador.

Los panelistas también coincidieron en que en El Salvador hay una sociedad conservadora, que ha puesto cuesta arriba el avance en las garantías a personas LGBTIQ+.

Discriminación

La activista, feminista y defensora de derechos humanos, Amalia Leiva, aseguró que la población LGBTIQ+ sufre varias esferas de violencia: en la familia, en la sociedad, y hasta en la política. "Hay una indiferencia e inacción del Estado, que hace grande la brecha: no podés acceder a salud, justicia y ni siquiera protección, porque cuando llegás ante un funcionario te preguntás: ¿me va a atender conforme al trabajo lo indica o conforme a los valores de la Biblia?", indicó.

Leiva señaló que estas personas también enfrentan discriminación por parte de agentes de seguridad, la Policía Nacional Civil (PNC) y hasta de la Procuraduría General de la República. "Estoy convencida que cada persona LGBT ha tenido que sobrevivir a un sistema que delimita el goce de los derechos", afirmó.

Entre 2013 y 2019, la línea telefónica 131, con la que la extinta Secretaría de Inclusión Social brindaba asistencia para esta población, atendió 2,332 casos y de esos 884 se catalogaron como agresiones, de acuerdo con datos recopilados por la Asociación Comunicando y Capacitando Mujeres Trans en El Salvador (COMCAVIS TRANS) en 2021.

Silvia Rodríguez, activista lesbofeminista, agregó que tampoco existe acceso a la educación: jóvenes LGBTIQ+ salen del sistema educativo debido a la discriminación en las escuelas. "Y si no hay educación, tampoco voy a tener trabajo", dijo.

Un reciente estudio de COMCAVIS TRANS y ACNUR señaló que el 84 % de la población LGBTIQ+ en el país se ha enfrentado a condiciones de pobreza, casi tres veces más que la tasa nacional.

"El cambio para mí debe venir desde la sociedad civil, desde la población (...) tiene que venir desde las escuelas, hablar sobre violencia de género, diversidad sexual", consideró.

Consultados sobre las reflexiones que surgieron del foro, Gonzalo Montalvo, de la fundación AMATE, y Grace Jiménez, de la Casa Rosada, coincidieron en la necesidad de garantizar acceso a justicia, así como erradicar la discriminación y revictimización al momento de denunciar un hecho. Montalvo señaló que "todas las personas que deciden sumarse a hablar de las realidades de las poblaciones LGBTIQ+ son positivos", por lo que consideró valioso que se abran espacios como el foro de LA PRENSA GRÁFICA.

Además, destacó que "de parte del Estado ha habido un cierre del proceso democrático, no se tiene un espacio para expresar las necesidades que teníamos". Antes de ser electo presidente, Nayib Bukele aseguró que quería "estar al lado correcto de la historia" en relación con los derechos de la población LGBTIQ+, pero cambió su postura al llegar al poder. En 2020, en una entrevista realizada por el rapero René Pérez "Residente", Bukele aseguró que "no propondría ninguna de esas cosas, por más presiones internacionales que tenga", refiriéndose a la posibilidad del matrimonio igualitario y la despenalización del aborto.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines