Baja la transmisión del covid-19, según cifras oficiales

Entre el 25 y el 27 de noviembre, el porcentaje de pruebas que dieron positivo al covid-19 se mantuvo debajo del 5 %, que es el umbral recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Enlace copiado
Temores. Aún no se ha determinado si la nueva variante, ómicron, es más contagiosa. Tampoco se conoce su respuesta ante las vacunas y los métodos de diagnóstico.

Temores. Aún no se ha determinado si la nueva variante, ómicron, es más contagiosa. Tampoco se conoce su respuesta ante las vacunas y los métodos de diagnóstico.

Enlace copiado

La transmisión comunitaria del covid-19 ha bajado hasta llegar a niveles no vistos desde hace casi un año, según las cifras oficiales analizadas por LPG Datos, la unidad de investigación social de LA PRENSA GRÁFICA.

El Ministerio de Salud (MINSAL) actualizó el domingo los datos de los contagios, después de 13 días de no publicarlos en su página web covid19.gob.sv. Hasta antes del domingo, la estadística más reciente era del 14 de noviembre.

Con este nuevo balance, LPG Datos estimó el índice de positividad, es decir, el porcentaje de pruebas diarias que dan positivo al SARS-CoV-2, el coronavirus causante del covid-19. El 27 de noviembre, el 4.5 % de las 2,468 pruebas realizadas ese día dio positivo, una de las cifras más bajas desde octubre de 2020. Además, y por tercer día consecutivo se ubicó por debajo del 5 % recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Uno de los parámetros que la OMS utiliza para determinar si la pandemia está bajo control es que la positividad permanezca por debajo del 5 % durante dos semanas consecutivas.

No obstante, el epidemiólogo Wilfrido Clará explicó que el índice de positividad, por si solo, no determina si la pandemia está controlada. El análisis incluye otros datos, como la incidencia de casos por cada 100,000 o un millón de habitantes, por ejemplo.

Otro indicador que se toma en cuenta es el número reproductivo efectivo, conocido también como RT, el cual representa el número de contagios que puede causar una persona infectada en la población susceptible a la enfermedad.

Según mediciones del Colegio Imperial de Londres, El Salvador lleva más de dos semanas con un RT inferior a 1, "entonces, se puede considerar que está controlada", indicó Clará.

En la última semana epidemiológica, comprendida entre el 21 y el 27 de noviembre, el MINSAL reportó 884 nuevos contagios de covid-19, la cifra más baja desde mediados de mayo pasado. Además, admitió oficialmente el fallecimiento de 18 personas a causa de la enfermedad, que es la cantidad más baja desde la segunda semana de junio de 2020.

Las condiciones están dadas para una cuarta ola

Aunque la transmisión comunitaria del covid-19 se ha reducido en las últimas semanas, este comportamiento podría revertirse pronto, advirtió Clará, incluso sin la influencia de la nueva variante ómicron.

El médico explicó que, sin tomar en cuenta el potencial efecto de ómicron, en El Salvador ya están dadas las condiciones para una cuarta ola. Uno de los factores es el estancamiento de la vacunación. La aplicación de primeras dosis ha perdido velocidad y como consecuencia las segundas dosis empiezan a experimentar crecimientos marginales.

El resultado final de este estancamiento es que, hasta el 28 de noviembre, aún se reportaban 1.29 millones de personas habilitadas para vacunarse que no habían recibido ni una sola dosis. Es decir, están propensas a enfermarse y contagiar a otros, e incluso fallecer.

A esto se suma que El Salvador ya recuperó los niveles de movilidad anteriores a la pandemia, ha relajado las medidas preventivas –incluso eliminando restricciones sanitarias para el ingreso de viajeros - y en diciembre aumentan las reuniones sociales.

"Solo con estas condiciones, es bastante posible un nuevo brote. La posibilidad de una cuarta ola es alta, con o sin ómicron", dijo Clará.

La semana pasada, la OMS declaró a ómicron como una variante de preocupación. Por el momento, no se ha determinado qué tan contagiosa es, aunque hay indicios de poseer una mayor transmisibilidad y un mayor riesgo de infección, explicó ayer el infectólogo Jorge Panameño.

"(Ómicron) puede modificar el rumbo de la pandemia en este momento y crear muchas más olas de las que hemos tenido", dijo el médico durante la entrevista Diálogo con Ernesto López, del Canal 21.

"Existe una alta probabilidad de que sea altamente contagiosa e incluso llegue a superar a la variante delta", agregó el especialista.

La aparición de la nueva variante ha despertado también preocupación sobre la gravedad de la infección que puede causar, aunque la OMS considera que sería de leve a moderada. También preocupa la respuesta de las vacunas, dijo Panameño.

Otra preocupación es que esta nueva mutación del SARS-CoV-2 sea capaz de evadir los métodos de diagnóstico, lo que supondrá serias dificultades para su detección y tratamiento.

Los síntomas que enfrentó una de las primeras personas infectadas con la nueva variante, detectada por primera vez en Sudáfrica, fueron cansancio, dolor en el cuerpo, dolor de cabeza y picazón en la garganta. No registró tos ni pérdida de gusto ni olfato, por lo que su sintomatología se ha considerado inusual respecto a otras variantes.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines