Loading...

Capturas arbitrarias o selectivas: qué hacer y qué no hacer si se es objeto de una

Instituciones que trabajan en pro de los derechos humanos en El Salvador recientemente han identificado abusos por parte de las autoridades, entre los que sobresalen las detenciones arbitrarias o selectivas.

Enlace copiado
Foto/Archivo LPG

Foto/Archivo LPG

Enlace copiado

El abogado penalista constitucional y experto en materia de derechos humanos, Denis Muñoz, explica que una detención arbitraria vulnera los derechos fundamentales de la persona y está expresamente prohibida por la ley.  “Es que cuando no le encuentran ningún objeto ilícito y no hay ninguna razón para sospechar que esa persona ha cometido un delito, eso significa que no hay una causa legal y no está justificado”, expresa Muñoz.

Foto/LPG Luis Lozano

El pasado 1 de septiembre, la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD) emitió un comunicado en el que menciona que las detenciones arbitrarias no deben ser toleradas en el país. Para la institución, es inconcebible no presentar una orden de captura ni  brindar motivos para privar de libertad a alguna persona e incautarle pertenencias personales. Además, hicieron un llamado a las instituciones respectivas para que puedan brindar información a la PDDH sobre las condiciones en que se encuentran los detenidos cuando ocurren estos casos selectivos.

Muñoz calificó de lamentables los casos de detenciones arbitrarias que ocurren en el país, como el caso de Daniel Alemán, en 2017, o el de Mario Gómez, en 2021. Mencionó que era aplaudible la labor de sus familias en ambas situaciones ya que jugaron un rol fundamental para la liberación de los jóvenes. “La familia y los amigos juegan un papel fundamental en cuanto al apoyo. Si el caso no se socializa, la persona queda en desventaja frente al abuso”, menciona Muñoz.

Foto/Archivo LPG

Por otro lado,  menciona que es necesario saber tratar estas situaciones desde una perspectiva de víctima, ya que se cometen muchos errores a la hora de actuar. “En un primer momento, lo importante es no ponerse violento, no correr, simplemente exigir una explicación del por qué se está realizando esa captura o esa detención en ese instante”, explica. 

Foto/Archivo LPG

Asimismo, especificó que otro dato importante es aprenderse el identificador del agente policial o militar y las características físicas de la persona, para poner la denuncia.  “Tener una red de apoyo fuerte también es fundamental, entendidos como amigos o familiares que acompañen el proceso”, finaliza Muñoz.

Frente a estos casos, para el abogado y experto en derechos humanos, Denis Muñoz, existen cuatro pilares fundamentales que hay que tomar en cuenta durante una captura selectiva:

  1. Poder visibilizar y alertar sobre esa detención. Puede ser un grito, un mensaje en una red social o que otra persona pueda filmar los hechos.
  2. Dar aviso a una red de apoyo con amigos o familia, articular el esfuerzo entre las personas que puedan acompañar a la persona que ha sido detenida.
  3. Poner la denuncia en la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH).
  4. Dar noticia a organizaciones de derechos humanos y prensa. Es importante para dar pie a la socialización del caso.

En estos pilares podemos encontrar un respaldo para no ser criminalizados y no caer en el perfil que las autoridades podrían estar buscando. “No estoy diciendo en ningún momento que haya que correr. No hay que ser paranoico, pero sí estar alerta a su alrededor”, recalca el abogado y experto en materia de derechos humanos.

Foto/LPG Luis Lozano

La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), en su tercer informe entregado a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), reveló que para mayo de 2020 se contabilizaban más de 207 detenciones arbitrarias.

El mismo informe especifica que el 77.8 % de las detenciones arbitrarias o selectivas realizadas por la Policía Nacional Civil (PNC), la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) o Cuerpos de Agentes Metropolitanos (CAM) ocurrieron en las zonas urbanas de los departamentos de San Salvador, San Miguel, Santa Ana y La Unión.  

En lo que va de 2021, diferentes instituciones que velan por la protección de los derechos humanos, como la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) y la Fundación de Estudios Para la Aplicación del Derecho (FESPAD), se han pronunciado en múltiples ocasiones frente al incremento de los abusos sobre diferentes expertos, instituciones, personas civiles y la prensa en general por parte de las autoridades gubernamentales, la policía y grupos militares. Ante esto, han hecho un llamado a la población para mantenerse alerta e informarse en cuanto a diferentes situaciones  de este tipo que se puedan presentar en todo el país.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines