Video| Salvadoreña cuenta su experiencia en el Monte Everest

La atleta estuvo hasta a -60° C en una de las tormentas más fuertes que vivió en la montaña.

Enlace copiado
Enlace copiado

Alfa Karina Arrué, la salvadoreña que subió 8 mil metros sobre el nivel del mar en su escalada al Monte Everest contó cómo vivió los momentos más difíciles en la montaña más alta del mundo.

Arrué detalló que la decisión de desistir de llegar hasta la cima fue muy difícil pero que agradece que pudo razonar en ese momento sobre las consecuencias que habría tenido el decidir seguir. 

Según explicó la montañista, fue el clima el que no permitió que pudiera ondear la bandera de El Salvador en la punta del Everest, ya que con base en los datos que los Sherpas le brindaron, estuvo a -60° C el día de la tormenta más fuerte.

“Los Sherpas (guías) me dijeron que lo mejor era no subir, ya que o era subir hasta la cima o posiblemente perder mi vida o alguno de mis dedos, mi naríz o algún otro miembro de mi cuerpo”, contó la salvadoreña.

Sin embargo, el solo hecho de haber llegado tan alto en la montaña, para Arrué ha sido un experiencia y "un salto alto", como atleta y a nivel personal. 


"Ha sido una experiencia increíble y maravillosa, aleccionadora... A nivel deportivo ha sido un salto exponencial, un crecimiento increíble como montañista y a nivel persona igual, un aprendizaje increíble con una experiencia y la valoración de la vida de otra manera", dijo.

“Tener miedo arriba es algo permanente, en todo momento el cuerpo está alerta de que algo puede pasar. Cuando dormíamos estábamos pendientes de las avalanchas, y nos decían que si escuchábamos una y duraba más de 4 segundos saliéramos de las tiendas”, añadió.

Alfa Karina también relató sobre el equipo que cargaba con ella en su largo camino en la montaña. Además de cargar con varias prendas de ropa, botas especiales, suéteres, lentes especiales, guantes y gorros, la atleta también contó que cargaba un equipaje, entre las muchas prendas de ropa y su mochila sumaban más de 25 libras las que la salvadoreña cargaba con ella en su escalada.

Agua, el líquido vital, era uno de los elementos que Arrué incluyó en su equipaje, sin embargo, detalló que no podía tomar agua cada vez que tuviera sed, ya que el camino en la montaña requiere mucho cuidado y concentración porque “cualquier error puede ser mortal”. Sobre esto aseguró que pasó 24 horas sin poder tomar agua.

Aunque el ascenso a la montaña fue difícil, bajarla fue más complicado, según explicó la cuscatleca. 

"La bajada es más difícil porque uno viene sumamente agotado, entonces usás las poquísimas energías que te quedan... Y no es que sea solo bajada, después de una bajada tenemos que subir la siguiente pared", relató. 

Subir al Monte Everest no es trabajo sencillo ya que las personas que quieran realizar esa aventura deben tener un proceso de preparación e incluso cumplir ciertos requisitos que les son solicitados si quieren escalar la montaña.

Entre los requisitos destaca un "currículo" de montaña, el cual los que quieren subir al Everest deben preparar. Es decir que hay un proceso previo de preparación física. Según contó la salvadoreña, hay personas que mienten en ese documento y que han iniciado el ascenso a la montaña pero que no logran llegar muy lejos, debido a la falta de condición física. "Uno que iba en nuestro grupo mintió en el curriculum y en el camino comenzó a vomitar", señaló.

Alfa Karina se preparó 6 años para su gran aventura. Inició en 2015 y desde entonces ha subido montañas de gran altura en países como México, Perú y Ecuardor. "Tiene que haber entrenamientos de alta montaña, y aquí en El Salvador todos los fines de semana subo montañas y en días de semana entrenamiento de fondo", contó.

Para poder vivir esta experiencia Alfa Karina Arrué puso de su bolsillo mucho dinero, y el INDES le apoyó con $5,000 que le hacían falta. Su pasión por el montañismo y por cumplir su sueño la llevaron a hacer una hipoteca. 

"Yo he ido con mis medios. Yo hice un  crédito hipotecario para poder ir, y sí, INDES mi apoyó con $5,000 que me hacían falta para completar los $65 mil de la expedición pero esta es una deuda que yo tengo por muchos años", concluyó.

Alfa Karina Arrué, la primera salvadoreña en llegar arriba de los 8 mil msnm tiene planeado volver al Everest en junio del próximo año, esperando que las condiciones climáticas sí le permitan tocar la punta de la montaña más alta del mundo, por lo que por lo pronto seguirá entrenando arduamente para la próxima aventura.

Tags:

  • Alfa Karina Arrué
  • Everest
  • Monte Everest

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines