Loading...
El Salvador  / social Lo más leído

FOPROMID, el gasto secreto del Gobierno

En el primer semestre, el Gobierno ha aumentado en $255 millones el presupuesto del FOPROMID, para hasta la fecha no hay certeza sobre el uso de este dinero. Hacienda dice que compró vacunas .

Enlace copiado
Reforma.  La Cicíes, disuelta por el gobierno de Nayib Bukele, recomendó reformar o eliminar el FOPROMID.

Reforma. La Cicíes, disuelta por el gobierno de Nayib Bukele, recomendó reformar o eliminar el FOPROMID.

Enlace copiado

Datos del Ministerio de Hacienda confirman que durante el primer semestre del año aumentó el presupuesto del Fondo de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres (FOPROMID) en $255.3 millones sin que, a la fecha, el Gobierno haya rendido cuentas sobre esos gastos.

El FOPROMID se creó en 2005 para atender emergencias ocasionadas por desastres y se le asignan $4 millones al año. Pero en 2020 se activó por el covid-19, llegando a manejar más de $600 millones, mientras que en el primer semestre de este año elevaron el presupuesto en $255.3 millones, llegando a $259.4, de los cuales ha usado $254.1.

Al igual que el año pasado, en 2021 los gastos del FOPROMID son secretos. En junio, LA PRENSA GRÁFICA solicitó a Hacienda la ejecución presupuestaria del FOPROMID y pidió conocer desde la fuente de financiamiento hasta el objeto específico del gasto. Esto último es el máximo nivel de detalle en las transacciones financieras del Estado, permitiendo determinar si el dinero se usó en papelería o en lápices, por ejemplo.

“Yo creo que si alguien se niega a que compremos vacunas (de covid-19) vía FOPROMID, debería poner atención cuáles son sus prioridades”.

Alejandro Zelaya, ministro de Hacienda.

Hacienda negó la información. Respondió que los datos solicitados están en la página web de Transparencia Fiscal, pero economistas confirmaron que la ejecución presupuestaria no está disponible con el nivel de detalle que solicitó este periódico.

El 1 de julio, este medio consultó al ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, en qué se ha gastado el dinero del FOPROMID. El funcionario dijo que han comprado vacunas de covid-19. "Yo creo que si alguien se niega a que compremos vacunas vía FOPROMID, debería poner atención cuáles son sus prioridades", respondió.

El Gobierno tampoco dio cuentas del uso de ese Fondo en 2020, ni siquiera al Comité de Seguimiento y Veeduría Ciudadana, una entidad creada por la Asamblea para fiscalizar una deuda de $2,000 millones adquirida para afrontar al covid-19.

Wilson Sandoval, subcoordinador del Comité, explicó que el decreto de creación del ente obliga a las instituciones públicas a entregar la información que se les solicite; pero los ministerios no respetaron la ley. "Esa información (la del FOPROMID) está reservada hasta para el Comité, así que no podemos garantizar que su ejecución se hizo de forma transparente", dijo.

LA NUEVA "PARTIDA SECRETA"

El especialista en Transparencia, Roberto Burgos Viale, afirmó que el FOPROMID cumple con las tres características de la "partida secreta": se ha manejado de forma discrecional, en secreto y sin rendir cuentas.

La "partida secreta" es como se le conocía a la partida de gastos reservados de la Presidencia, que contenía además el presupuesto del Organismo de Inteligencia del Estado (OIE). El Gobierno actual eliminó esa partida, pero la información presupuestaria del OIE sigue en secreto, a pesar de que una resolución de la Sala de lo Constitucional obliga a transparentar esos gastos.

Wilson Sandoval coincidió en que el FOPROMID reproduce esas prácticas opacas. "Es una réplica de la partida secreta, donde no te regís por la LACAP, la usás con discrecionalidad, sin rendición de cuentas", dice.

El uso del FOPROMID está supeditado a que la Asamblea Legislativa declare estado de emergencia nacional. Las compras realizadas con este fondo no se someten a los controles de la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP) mientras dure dicha declaratoria, pero 15 días después de concluida, la ley y reglamento del FOPROMID obligan a presentar liquidaciones de los gastos.

El último estado de emergencia aprobado por la Asamblea estuvo vigente del 24 de marzo al 13 de junio de 2020. Pero el Gobierno siguió utilizando el FOPROMID, sin rendir cuentas, durante el resto del año pasado y, como reconoció el mismo ministro de Hacienda, la práctica ha persistido este año.

Zelaya se excusó en la LACAP y en la necesidad de atender la pandemia. "¿Cómo vamos a hacer para comprar vacunas, si los mecanismos de compras vía LACAP no estaban adecuados? No estoy criticando la ley, pero tengo que decidir; o lo compro vía FOPROMID o dejo que la población se me muera", dijo el 1 de julio.

Marjorie de Trigueros, directora del Departamento de Estudios Legales de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), señaló que atender el covid-19 no significa dejar de lado la rendición de cuentas.

La abogada alertó que la Ley para el Uso de Productos y Tratamientos Médicos en Situaciones Excepcionales de Salud Pública Ocasionadas por la Pandemia del Covid-19 hace más difícil rastrear los gastos del FOPROMID y, por ser retroactiva, libra a los funcionarios actuales de ser investigados en caso de haber cometido irregularidades en el pasado.

Álvaro Trigueros, director del Departamento de Estudios Económicos de la entidad, también advierte que el aumento en el presupuesto del Fondo provino de una reducción de $259.3 millones en la partida del servicio de la deuda pública, dejándola a cero para el último cuatrimestre del año. Si el Gobierno no obtiene financiamiento para cubrir ese agujero, "¿con qué vamos a pagar la deuda?", cuestionó Trigueros.

Modificación

FUSADES publicó ayer un reporte sobre el uso del FOPROMID y advirtió que el aumento que recibió esta partida en el primer semestre es la modificación presupuestaria más grande que se hizo en ese periodo. La fundación alertó de la falta de transparencia.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines