Loading...

Los títeres del dictador y la noche de los cuchillos largos

Enlace copiado
José Miguel Fortín Magaña / Médico psiquiatra

José Miguel Fortín Magaña / Médico psiquiatra

Enlace copiado

Pareciera ser que todas las dictaduras buscan tener uno o varios chivos expiatorios, para desviar la atención de los excesos del régimen y de la corrupción de sus esbirros. Nerón y los siguientes dictadores romanos usaron a los cristianos; Napoleón al clero y a los monárquicos y el posterior Luis XVIII a los napoleónicos; y Mao a los intelectuales y a los "burgueses", por poner algún ejemplo.

Siempre es igual, el tirano inmaculado olvida pronto sus promesas, las que con gran frecuencia sugieren en un principio que él es superior a los que lo precedieron y que cambiará las cosas a través de su reinado. Ese fue el caso de los Nazis en Alemania, cuando Adolfo Hitler pretendió consolidar su Poder. En el verano de 1934, el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, para apoderarse del control total, provocar miedo en sus adversarios, callar a la oposición y congraciarse con la estructura militar oficial, la Reichwehr, atacó y asesinó a sus antiguos aliados y utilizó la purga para perseguir o eliminar a los críticos a su régimen y para vengarse de sus antiguos enemigos. El dictador empleó múltiples víctimas propiciatorias, como a los judíos, católicos, gitanos, comunistas y homosexuales, a quienes utilizó para consolidar su Poder en vista de ser todos ellos minoría.

En El Salvador, un hombrecillo enjuto, acomplejado al punto de no tolerar por asco que nadie toque la chamarra café que suele emplear, pero con un inmenso complejo de inferioridad que le hace responder con una megalomanía narcisista propia de los sociópatas, creyente en este momento de ser un semidiós, heredero de Calígula o de Nerón, no aguantó compartir el Poder y a un año de su ascensión a la presidencia, intentó tomarse la Asamblea Legislativa; pero al no conseguirlo, esperó a las nuevas elecciones, en donde el 34 % del electorado en mala hora le concedió el control del congreso.

Los títeres del tirano no aguardaron mucho y a unos minutos de su llegada al recinto legislativo, anularon la Corte Suprema de Justicia y nombraron a otros títeres, más enanos que quienes los eligieron; y desde entonces en esta pobre tierra gobierna la caterva más abyecta de sinvergüenzas, descarados y malandrines, que ejecutan sin siquiera dudarlo cualquier capricho del lord tenebroso. En menos de 3 meses han endeudado a este país de una manera sin precedentes y empezaron a subir electricidad, gasolina, agua y hasta las multas de tránsito, para tener dinero y militarizar este terruño, desoyendo los Acuerdos de Paz, que por cierto son los que le permitieron a él llegar a la presidencia.

La situación no puede ser más grave; y hasta las descerebradas marionetas y su mismo amo saben que en septiembre hay que pagar más de $700 millones de préstamos vencidos y no saben cómo, si no es desfalcando al Estado y apropiándose de los dólares, para lo cual han ideado la "maravillosa" idea de obligar al Pueblo a utilizar una criptomoneda (absolutamente volátil) o inventar una propia, que tendrá la misma estabilidad que el papel pintado de un juego de "Monopoly".

Por eso hace un par de días llamaron a un ladrón ya juzgado, para que en aparente complicidad con ellos mismos, les diera los nombres de sus enemigos y así, con base en ningún proceso, han empezado a apresar a gente honesta a la que conozco, junto con otros, a quienes no, pero para quienes de igual manera debería seguirse el debido proceso.

Qué grave lo que nos pasa, la "Noche de los cuchillos largos" ha revivido en el imaginario de la nueva lacra y se sienten victoriosos. Han ahuyentado cualquier posibilidad de inversión extranjera y continúan aislándonos del mundo. El nuevo Reich del tiránico inquilino de Casa Presidencial, al ver caer su popularidad, pretende callar las voces disidentes por el miedo; pero olvida que el bien vive y vencerá; y que cada vez más, delante del terror que pretende infundir, desde la cárcel o más allá de la tumba, los hombres y mujeres valientes de esta bendita tierra cada día con más fuerza, gritarán a todo pulmón: DIOS, UNIÓN, LIBERTAD.

Tags:

  • títeres
  • dictador
  • noche de los cuchillos largos
  • militarizar
  • Hitler
  • Poder

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines